El vuelo comercial más largo en la historia

En Marzo de 2006 coincidieron dos eventos muy importantes en la agenda del primer ministro británico de aquel entonces, Tony Blair. Una reunión de los líderes de la Comunidad Europea en Bruselas y la ceremonia de clausura de los juegos de la Commonwealth que se estaban llevando a cabo en la ciudad de Melbourne, Australia.

El G-YMMO llegado a Melbourne con Tony Blair a bordo. Foto de Brendan Vanderwerf en Airliners

El G-YMMO llegado a Melbourne con Tony Blair a bordo. Foto de Brendan Vanderwerf en Airliners

Asistir a ambos eventos era muy importante para el premier británico, por lo que tuvo que conseguir la manera más rápida de desplazarse entre los dos lugares, ubicados en lados opuestos del mundo. Por eso contrató un vuelo chárter directo entre las dos ciudades, operado por un Boeing B777-200ER de British Airways. El vuelo tomó 18 horas y 55 minutos, fue contratado con meses de anticipación y fue comandado por el capitán Rod Mitchell. Para cumplir con las limitaciones de tiempo de trabajo de la tripulación, el vuelo tuvo dos capitanes, dos primeros oficiales y doce tripulantes de cabina. Además de ellos, viajaron un ingeniero, un jefe de seguridad y un jefe de catering.

Así como que uno diga "Qué brutos, cómo estaba de interesada Cherie (esposa de Tony Blair) en los juegos" (?), no mucho. Foto de AP en The Age

Así como que uno diga “Qué brutos, cómo estaba de interesada Cherie (esposa de Tony Blair) en los juegos” (?), no mucho. Foto de AP en The Age

Además de la tripulación ya mencionada, en el vuelo viajaron alrededor de 40 miembros del equipo gobierno de Blair y 20 periodistas. Estos periodistas fueron los que convirtieron este vuelo como un récord, pues debieron pagar su pasaje como cualquier mortal. De tal suerte que si bien habían existido vuelos más largos operados con aviones comerciales, éste fue el más largo que se puede considerar como un vuelo comercial, es decir, con pasajeros pagando.

El avión había sido configurado de tal forma que tuviera un par de camas para el descanso de la Reina y el Príncipe Felipe, que lo habían utilizado para el vuelo a la inauguración de los mismos juegos un par de semanas atrás, aunque tuvo una escala en Singapur., así como una mesa del té con cuatro sillas para respetar la tradición inglesa. Durante el vuelo de Blair, que cubrió 16.581 kilómetros, fueron servidas tres rondas de comidas en total.

 

Como decíamos, el hecho que los periodistas tuvieran que pagar por su asiento en el avión hizo de este el vuelo comercial más largo de la historia. Este vuelo sin embargo tiene la particularidad de no ser parte de una operación regular, sino un vuelo chárter. En cuanto a vuelos regulares, el más largo que se ha hecho en la historia es el de Singapore Airlines que unía a Singapur con Newark, el cual fue cancelado unos meses atrás. Actualmente el vuelo comercial regular más largo es operado en un B747 entre Sydney y Dallas, operado por Qantas. Este vuelo pone al límite las capacidades del avión, a tal punto que el vuelo de regreso no puede ser cubierto de forma directa, sino que tiene que hacer una escala en Brisbane antes de llegar a Sydney.

Devolviéndonos en el tiempo, en 1989 Qantas hizo el vuelo más largo hasta ese entonces en un avión comercial, volando un B747-400 entre Londres y Sydney, en un vuelo que tomó algo más de 20 horas. Para lograr cubrir la distancia que separa a las dos ciudades, 17.016 kilómetros, el tema del peso del avión y el consumo de combustible fueron cruciales, de tal suerte que los galleys fueron removidos, y que el vuelo solo tuvo 23 pasajeros, todos tripulantes y empleados de la aerolínea australiana. Para disminuir el consumo de combustible el avión fue remolcado hasta la pista en Heathrow, y al llegar a Sydney sólo contaba con 45 minutos de combustible restante en sus tanques. Para ayudar a cumplir con el vuelo directo, ATC’s en la ruta del vuelo cooperaron al no demorar el avión y facilitarles volar por la ruta más directa posible.

El B777-200LR llegando a Londres tras su vuelo de más de 22 horas desde Hong Kong. Por Dennis Lau en Flickr

El B777-200LR llegando a Londres tras su vuelo de más de 22 horas desde Hong Kong. Por Dennis Lau en Flickr

Un poco más acá, en 2005 Boeing hizo el vuelo más largo operado con un avión comercial en la historia, cuando voló entre Hong Kong y Londres sobrevolando los océanos Pacífico y Atlántico, además de los Estados Unidos, en un B777-200LR, como una acción de mercadeo para presentar las capacidades de su nuevo avión, llamado a operar aquellos vuelos de mayor distancia en el mundo. Casi 10 años después no deja de llamar la atención que el vuelo comercial regular más largo del mundo sea operado por un B747-400ER, como vimos más atrás, y no por algún B777-200LR o A340-500, aviones que fueron diseñados precisamente para cubrir este tipo de rutas.

El vuelo de Boeing tomó un total de 22 horas y 42 minutos, cubriendo un total de 21.600 kilómetros. Al igual que el vuelo de Qantas de 16 años atrás, el tema del peso del avión era crucial en el éxito del vuelo, por lo que a pesar de tener asientos para 301 pasajeros, llevó tan solo a 37 personas, principalmente empleados de Boeing y periodistas, que esta vez no tuvieron que pagar sus pasajes.

 

El mismo avión había llevado a la Reina Isabel a la inauguración de los mismos vuelos en Camberra. Ese vuelo hizo escala en Singapur. Foto de Jeff Gilbert en Ailiners

El mismo avión había llevado a la Reina Isabel a la inauguración de los mismos vuelos en Camberra. Ese vuelo hizo escala en Singapur. Foto de Jeff Gilbert en Ailiners

En su momento, el vuelo directo entre Bruselas y Melbourne contratado por el gobiero de Tony Blair reactivó el interés por vuelos directos entre Australia e Inglaterra, al punto que Qantas consideró seriamente la compra de B777 para asignarlos a esta hipotética ruta. Sin embargo, los vientos en contra hubieran hecho que en su momento el trayecto de vuelta requiriera una parada en ruta o volar con 200 de los más de 300 pasajeros que el avión estaría en capacidad de llevar. Además, el vuelo hubiera sido todo un reto no sólo a nivel técnico sino comercial, pues muchos pasajeros prefieren hacer una parada e ruta que durar 20 horas a bordo de un avión, además que hacer una parada intermedia les permite atender a más pasajeros. Por eso es que actualmente los vuelos entre estos países, una ruta que es llamada la Kangaroo route, son ofrecidos con escalas en diferentes ciudades de Asia, sin haber vuelos directos entre ellos.

 

Fuentes:

Una respuesta a “El vuelo comercial más largo en la historia

  1. Pingback: El vuelo comercial más largo en la historia | fletar-un-avion·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s