Fútbol y aviación. La historia de Harald Brattbakk

Un lugar común en cuanto a los sueños que uno tiene cuando niño es el de ser futbolista o piloto de avión. Pero se imaginan hacer realidad no sólo uno sino ambos sueños? Ese es el caso de Harald Michael Brattbakk, un ex futbolista noruego que ahora pasa sus días como piloto de B737-800 en Norwegian Air Shuttle, la aerolínea más grande de Noruega y con unos impresionantes planes de expansión tanto en Europa como a nivel global.

Brattbakk nació el primero de Febrero de 1971 en Trondheim, Noruega. Aunque siempre estuvo interesado en estudiar abogacía, terminó jugando fútbol de forma amateur en un pequeño equipo, que según él mismo recuerda, no debía estar sino en cuarta o quinta división de su país. Con el tiempo, el jugador pasó por equipos más grandes, llegando a representar a la selección de su país diecisiete veces.

Brattbackk en tiempos de futbolista, con la camiseta del Celtic

Brattbackk en tiempos de futbolista, con la camiseta del Celtic

Aunque para muchos su apellido no resulte muy familiar, la verdad es que Brattbakk fue un futbolista muy importante en la historia de Noruega. O sea, no fue cualquier muerto como los jugadores (menos Alexis Viera) que dejaron a mi América otro año en la B. De hecho, fue el máximo goleador de la historia de la liga de su país hasta que su récord de 166 goles fue superado en 2011 por Sigurd Rushfeldt. Su palmarés incluye pasos por equipos de la talla del Rosemborg, el FC Copenhagen y el Celtic de Escocia. Aunque su paso por el equipo católico de Glasgow no fue demasiado exitoso, sí es muy recordado por haber sido el autor del gol del título de la temporada 1997/1998, arrebatándole al Rangers, su clásico rival que ahora está en segunda división, al igual que otros grandes equipos del fútbol mundial, el título que hubiera sido el décimo consecutivo. Además, también tiene como momentos memorables la victoria sobre el AC Milán en el mismísimo San Siro con Rosemborg, así como el triunfo sobre el Real Madrid en Trondheim.

Brattbakk como piloto comercial. Tomada de FIFA

Brattbakk como piloto comercial. Tomada de FIFA

En 2006, Brattbakk empezó a diseñar su proyecto de vida para después de retirarse del fútbol. Inicialmente sus planes estuvieron en convertirse en abogado, su antiguo deseo, así como en prepararse para ser director técnico, pero la primera opción se esfumó al nacer su segundo hijo, pues consideraba que no iba a tener suficiente tiempo para atender sus estudios. Finalmente encontró en un hobby que tenía su vocación futura. Estudió aviación en Florida, en Phoenix East Aviation, y recibió su licencia de piloto comercial en 2008. Desde ese año y hasta 2010 trabajó en Helitrans, una compañía se diferentes servicios relacionados con la aviación (mantenimiento, chárters, fotografía aérea), y desde ese año lo hace en Norwegian Air Shuttle, aerolínea que lo tiene basado en su ciudad natal, Trondheim.

Brattbakk dice que ser piloto comercial es más difícil que ser futbolista, pues si bien el deporte requiere un gran esfuerzo físico, la aviación implica mayor dedicación, más tiempo de trabajo, horarios más complicados, etc. De odas maneras trata de asistir a cuantos partidos puede, inspirado en parte por su hijo que es gran aficionado al deporte, al punto que viajaron a Glasgow a ver la victoria del Celtic sobre el Barcelona un par de años atrás.

 

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s